La Oficina Española de Patentes y Marcas ha publicado la concesión de una nueva patente de CHM, la cual se titula Tolva dosificadora-esparcidora para máquinas apisonadoras, con nº solicitud P 201531552 y nº publicación ES 2610972 B2.

Dicha invención es el fruto de un proceso de investigación llevado a cabo por CHM, que está ligado a la última patente obtenida sobre la “Técnica de mejora de la resistencia al deslizamiento de los firmes asfálticos de carreteras mediante micro-tratamientos superficiales”.

La nueva patente consiste en una tolva dosificadora-esparcidora de áridos, gravas y otros materiales granulados o pulverulentos, especialmente diseñada para ser acoplada o formar parte integrante de una máquina apisonadora, de rodillos articulados, para asfalto.

Esta tolva ha sido concebida y desarrollada para la puesta en práctica en obras de construcción y restauración de firmes asfálticos de carreteras (incluso calles, canchas de deportes o similares) a partir de la innovadora técnica de micro-tratamientos superficiales, para la mejora de la resistencia al deslizamiento, la cual se basa en la adición de áridos finos de hasta 1 mm sobre la capa asfáltica de rodadura recién extendida, o preexistente con ayuda de ligantes.

El equipo permite conseguir una gran precisión en la dosificación de los finos y una perfecta uniformidad de reparto sobre la superficie a tratar. No obstante, la tolva puede ser también utilizada para cualesquiera otros tratamientos de firmes de similares requerimientos, o como máquina esparcidora de materiales granulados o pulverulentos, como son gravas y áridos en general, sal o conglomerados secos.